Pueblos y Alrededores de BUDAPEST

Esztergom

La ciudad de Esztergom se encuentra situada a unos 50 Km de Budapest junto a la frontera con Eslovaquia, de hecho, al cruzar el puente sobre el Danubio estamos en la localidad eslovaca de Sturovo.

Panorámica de Esztergom
Panorámica de Esztergom

Entre las visitas principales a realizar en esta ciudad destacan la basílica de Esztergom, que es la iglesia más grande de Hungría y la quinta por el tamaño en el mundo con sus 118 metros de longitud. Poned especial atención al altar de mármol rojo, que tiene más de 500 años y seguramente adornaba el antiguo templo medieval sobre el cual ha sido construida esta iglesia.

Se puede bajar a la cripta del templo donde se encuentran los sepulcros de los curas más importantes del país, también del famoso cardenal Mindszenty. Si queréis, podéis subir hasta la cúpula de la iglesia para admirar la vista panorámica de la ciudad y sus alrededores.

Otra de las grandes visitas a realizar en Esztergomes el Castillo de Arpad, que se encuentra en el extremo suroeste de la colina en la que esta situada la basílica. Se pueden admirar los frescos bizantinos de la capilla real y los adornos de los dormitorios de la pareja real. Cuenta la leyenda que en el sótano, nació San Esteban, el primer rey húngaro.

Además de pasear por la ciudad y admirar sus edificios, hay algunas otras visitas que os recomendamos realizar:

  • La ciudad de agua: es el barrio más antiguo de Esztergom, se encuentra al lado de la colina de la basílica. Se han conservardo las casas del estilo barroco, cuyas fachadas están pintadas de vivos colores.
  • La iglesia parroquial de la ciudad de agua.
  • El museo del Arte Sacro (Berényi ut.2): aquí se encuentra la colección más amplia del arte sacro en Hungría y una impresionante colección de imprentas medievales italianas.

Lago Balatón

El lago Balatón es uno de los destinos preferidos por los húngaros para sus vacaciones y se encuentra en la región de Trasdanubia, a unos 100 kilómetros al Sudoeste de Budapest. Las dos orillas del lago ofrecen actividades relacionadas con el lago, como playas, deportes de agua, etc… pero hay que diferenciar un poco ambas partes.

Lago Balaton
Lago Balaton
La sur, con sus playas, hoteles, resorts, campings, bares y discotecas, y la norte, más salvaje y montañosa, con pequeños pueblos poco frecuentados por el turismo y colinas cubiertas de viñedos. Si vais a alojaros cerca del lago Balatón, es recomendable reservar con antelación, debido a la alta demanda de habitaciones, sobre todo en agosto.

La orilla Norte del lago Balatón

La orilla Norte del lago Balatón es la más tranquila, con actividades enfocadas a la naturaleza como senderismo, ciclismo, turismo enológico, etc… y con poblaciones y lugares de interés.

En el extremo del lago más alejado de Budapest se encuentra el balneario de Heviz (tiene el lago termal más grande de Europa). El agua sale a una temperatura de 37ºC y en algunas partes puede alcanzar los 2,5 metros de profundidad.

Pueblos de interés turísitico en la orilla norte

  • Keszthely, su cultura, playas y monumentos son muy recomendables así como su castillo, uno de los más bellos de Hungría.
  • Hévíz, donde se encuentra el lago termal más grande de Europa.
  • Tihanyi, donde se encuentra aa abadía benedictina que es el monumento más conocido de la localidad. Las playas no están muy acondicionadas, se trata de pequeñas calas.

La orilla Sur del lago Balatón

La orilla Sur del lago Balatón, al contrario, está llena de lugares con bares en primera línea de playa, hoteles, restaurantes y discotecas que atraen a otro tipo de visitantes más fiesteros que buscan otro tipo de diversión.

Desde Siofok hasta Boglar se extiende un paseo marítimo con playas de libre acceso. En la mayoría de las poblaciones existen embarcaderos y amarres, lo cual hace el Lago Balatón atractivo para patrones de barco y veleros. La mayoría de las casas de vacaciones están en las proximidades de la orilla y cuentan con una bien desarrollada infraestructura con todos los servicios necesarios.

Szentendre

Szentendre es probablemente una de las ciudades más visitada por los turistas que llegan hasta Hungría. La ciudad es verdaderamente bonita, se puede dar un paseo por sus callejuelas estrechas y por el bulevar a la orilla del Danubio, recorrer el centro, lleno de iglesias de diferentes cultos o tomar un café en una de los numerosos restaurantes o cafeterías.

Szentendre
Szentendre
No hace falta recordar que sus habitantes se ganan la vida vendiendo varios tipos de souvenirs a los turistas extranjeros. Si nos decidimos a cenar en uno de los restaurantes o comprar un recuerdo, siempre hay que prestar mucha atención a los precios, que a menudo resultan muy elevados.

Además de pasear por la ciudad y admirar sus edificios, hay algunas visitas que os recomendamos realizar:

La iglesia ortodoxa Pozarevicka: fue el primer templo ortodoxo construido por los serbios en las fronteras de la ciudad. La iglesia procede del siglo XVIII y fue edificada en el sitio de un antiguo templo católico.Las excavaciones arqueológicas: aquí se encuentra la antigua ciudad romana Ulcisia Castra. Fue un pueblo militar y se conservan muchas instalaciones y objetos de la época romana, que hoy en día están expuestos en su museo.

La iglesia ortodoxa Blagovestenska: este templo fue construido en la mitad del siglo XVIII. Cerca del altar hay numerosos iconos que representan la historia de la nación serbia.

Iglesia de Szentendre

El museo del vino: según su publicidad es el unico museo del vino en Hungría. Como siempre en cada mentira hay un poco de verdad – es la única institución de este tipo que presenta todas las regiones del país donde se cultiva el vino.

La iglesia ortodoxa Preobraenska: la iglesia fue construida por el gremio de los curtidores entre los años 1741 y 1776. Vale la pena conocer su interior, pero lo que hace el templo más famoso es la ceremonia de consagrar las uvas, que se celebra el día 19 de agosto. La ceremonia recuerda que desde hace siglos la zona de Szentendre produce más vino que todas otras provincias del país.

El museo al aire libre: presenta la vida, la cultura y las tradiciones de los habitantes de Szentendre y de las cercanías de la ciudad. Se encuentra a unos 4 km del pueblo. Cada primer y tercer sábado del mes en el museo se presentan los secretos de la artesanía de la zona.

Tata

Tata es una pequeña ciudad húngara situada a 70 kilómetros al oeste de Budapest que está rodeada de bosques y lagos entre la montaña Gerecse y la pequeña llanura Húngara. Desde hace siglos se encuentra en este pueblo la sede real de caza, utilizada por los reyes magiares en varias ocasiones como lugar para recibir a los representantes de otras monarquías europeas y para celebrar las asambleas nacionales.

Tata
Tata
Durante la ocupación turca muchos ciudadanos abandonaron el pueblo y el ejercito enemigo devastó la fortaleza real. Al principio del siglo XVIII los Habsburgo ordenaron destruir los fragmentos conservados del Castillo y luego regalaron la ciudad y sus tierras cercanas a la familia Esterházy. Hoy en día en el palacio que construyeron se encuentra el hospital psiquiátrico.

Además de pasear por la ciudad y admirar sus edificios, hay dos visitas que os recomendamos realizar:

  • El castillo de Tata: se encuentra en la orilla septentrional del lago viejo cuyo interior alberga el museo de Domokos Kuny, que fue el artesano más famoso de Tata.
  • El antiguo molino de agua: paseando por la calle Alkotmány bajo el numero 1 podemos admirar un antiguo molino de agua, que lleva el nombre de Nepomucen. Hoy en día en el molino encontraréis el museo de la Minoría Alemana.

Martonvasar

Si estáis cansados del ruido y del tráfico de Budapest, debéis visitar Martonvásár. Es una pequeña ciudad situada a unos 33km de la capital húngara. En su centro se encuentra uno de los parques más bonitos y más silenciosos que podéis visitar: el parque que rodea el palacio Brunswick.

Palacio Brunswick
Palacio Brunswick
El palacio Brunswick fue construido por el conde Antal Brunswick en los años 1773-75 en el estilo barroco. Sus próximos decidieron modernizar la residencia en 1875 según el estilo neogótico y desde entonces es el mejor ejemplo de la arquitectura romántica en Hungría. Desde 1949 la residencia forma la sede del Instituto de Investigaciones Agriculturales que pertenece a la Academia de Ciencias Húngara.

Detrás de la residencia hay una estatua pequeña de Teresa Brunswick, probablemente la persona más famosa de la familia. Teresa fue la primera mujer en Hungría que se ocupó del desarrollo de las ciencias pedagógicas en su país. En 1828 Teresa abrió la primera guardería para los niños bajo el nombre “Jardín de los Ángeles”. Si pasáis por el puente de madera a la isla artificial veréis un monumento dedicado a la memoria de Beethoven.

Este gran compositor fue un amigo de la familia y a menudo venía a Martonvásár para pasar el tiempo en la residencia.El palacio se encuentra rodeado por un magnífico parque, en cuyo centro vais a encontrar una isla artificial rodeada por un lago lleno de peces. Como consejo, dar un paseo a lo largo del lago – el silencio sólo se rompe por el chapoteo del agua causado por los peces y el canto de los pájaros.

Godollo

Godollo es una ciudad pequeña a unos 30km de Budapest. Es una ciudad muy popular entre los turistas dado que alberga una residencia barroca de los Habsburgo, construida en los años cuarenta del siglo XVIII por Antal Grassalkovich, que fue un aristócrata en la corte de Viena, que mantuvo unas relaciones cercanas con la dinastía real y un amigo de la reina María Teresa.

Palacio de Godollo
Palacio de Godollo
En los años 1867-98 el palacio en Godollo fue la residencia preferida por la reina Isabel, la esposa del emperador Ferenc József. Esta mujer fue muy querida por los húngaros, tanto por su belleza y sabiduría, como por su actitud respecto a los Magiares. Tanto amaba este país, que aprendió su lengua para poder conocerlo mejor y aquí pasó la mayoría de su vida. Hoy en día, una gran parte de la exposición en la residencia esta dedicada a su memoria, y el nombre de Isabel lo llevan las calles, las plazas y los puentes de todo el país.

Dando un paseo, vale la pena poner nuestra atención en la avenida de los castaños, que fue el lugar preferido por la reina Isabel para montar a caballo. Por desgracia en los últimos años en Hungría, así como en Europa Central, estos árboles han sido atacados por las larvas de una mariposa misteriosa, que hacen las hojas secar y causan la muerte lenta del castaño.

El palacio se puede visitar en grupos guiados o individualmente por nuestra cuenta, pero entonces vale la pena poseer un plano con la descripción de las habitaciones. En todos los cuartos de la residencia encontraréis unas notas en húngaro, inglés, alemán y francés que describen los objetos expuestos. En la planta baja del complejo hay una pastelería y una tienda con souvenirs, además se puede visitar el jardín real que está abierto para el público (la entrada es gratuita).

Visegrad

Este pueblo, situado al norte de Budapest, es famoso por la fortaleza que se asienta en lo alto de una montaña y desde la cual se divisan las dos márgenes del Danubio. Visegrad fue el nombre de la sede real que se encontraba en esta ciudad en la época medieval. La palabra significaba “castillo alto”, porque el rey Béla IV decidió construir la fortaleza en la cima del monte. Junto al Castillo Real en Visegrád fueron también construidas la Torre de Agua y la Torre de Salomón, que unidas por una muralla formaron un conjunto de edificios de carácter defensivo.

Entre los elementos que no debemos de perdernos si visitamos Visegrad destaca el Palacio Real, a cuyas ruinas podemos entrar desde de la calle Fő. Cada domingo la entrada al palacio es gratuita, pero aún yendo entre semana, merece la pena pagar la entrada para pasear por el precioso patio interior adornado con la Fuente de Leones esculpida en mármol rojo.

Torre de Salomón
Torre de Salomón

Otro de los elementos destacables es la fortaleza situada en la cima de la montaña, más conocida como la ciudadela, a menudo confundida con el palacio real también por los húngaros. Hoy en día vale la pena subir la montaña para conocer el bastión y admirar la preciosa vista panorámica del meandro del Danubio. En las habitaciones reconstruidas hay una exposición de figuras de cera que representan la vida cotidiana de la gente en la edad media y se pueden ver los instrumentos utilizados por los verdugos durante las torturas.

El tercer elemento en el que hay que hacer hincapié es la Torre de Salomón, donde se encuentra el Museo de Matías. Su exposición está compuesta por los objetos encontrados por los arqueólogos durante las excavaciones. Fue levantada en 1250 y tiene 32 metros de altura. En esta torre estuvo recluido entre 1462 y 1474 el gobernador Vlad Tepes de Valaquia, conocido por todos como “Drácula” y fue liberado y reinstaurado en su cargo por el Rey Matías.

Muy cerca de la torre se pueden encontrar algunos vestigios de la antigua frontera de Pannonia que era el límite del Imperio Romano con los territorios bárbaros del Norte. En el monte Sibrik se encuentran los restos de un campamento romano construido en el año 320 bajo el mandato del emperador Constantino I.

Eger

125 km al noreste de Budapest y con 100.000 habitantes encontraréis Eger, capital de Heves. Durante la Edad Media se construyeron en Eger fortalezas, murallas y castillos, por la importancia estratégica que tenía esta ciudad.

Eger es una de las localidades más visitadas de Hungría gracias a su castillo, el minarete, sus edificios históricos y el turismo de aguas termales, pero sobre todo por ser el lugar de donde salen los mejores vinos de Hungría.

Además de pasear por la ciudad y admirar sus edificios, hay algunas visitas que os recomendamos realizar:

Eger alrededores Budapest Hungria
Eger alrededores Budapest Hungria @https://pixabay.com/es/eger-paisaje-urbano-hungr%C3%ADa-1914918/
El castillo, construido en el siglo XIII con el propósito de proteger a la ciudad y su catedral de las invasiones de los mongoles. El castillo es un monumento histórico en el que se pueden visitar las exposiciones que muestran su historia así como las ruinas de la antigua catedral que allí estuvo levantada, las galerías excavadas por los defensores, etc…

En el castillo funcionan varias exposiciones, como la Dobó István Vármúzeum, sobre la historia del castillo, Kazamaták (visita a las bodegas subterráneas); Panoptikum (museo de cera) y otras más.

Otro lugar importante, símbolo de toda Hungría, es el balneario de Török Fürdő, imprescindible durante todoviaje por Hungría. Cuenta com piscinas exteriores, salas de masaje y piscinas terapéuticas interiores.

El minarete, perfecto para una vista panorámica de Eger, saliendo del castillo y subiendo los casi 100 escalones del Minarete Turco, ubicado en el centro de Eger, al lado del Museo de Mazapán. La torre tiene aproximadamente 40 metros de altura, y permite una gran vista de toda la ciudad!

La basílica, uno de los edificios religiosos más grandes de Hungría su construcción empezó en 1831 y cinco años después a base de los diseños de József Hild estuvo acabada. Imponente y atractiva, está decorada con las esculturas del artista Marco Casagrande de Venecia.

Otras visitas de las que podéis disfutar son el lyceum, el valle de las mujeres hermosas y los baños termales. En las bodegas de Szépasszonyvölgy (Valle de las mujeres hermosas) hay la ocasión de degustar vinos especiales como Egri Leányka (Eger Missy), Sauvignon Blanc, Chardonnay, Pinot Noir y el más famoso: el Egri Bikavér (Sangre de toro de Eger).

Zsambek

Monasterio de los Paulinos
Monasterio de los Paulinos
Zsambek  es un pequeño pueblo que se encuentra a unos 27km al oeste de Budapest. En este lugar vais a encontrar el monumento románico más importante en Hungría, las ruinas del monasterio de los paulinos.

El monasterio data del año 1258. Por desgracia, en 1763 en los alrededores de Budapest tuvo lugar un fuerte terremoto durante el cual una gran parte del monasterio quedó destruida. Hasta nuestros días se han conservado dos torres y una pared de la iglesia que forman un museo.

Para llegar hasta las ruinas hay que entrar al centro de la ciudad y en la plaza donde está situada la iglesia católica barroca hay que girar hacia una pequeña calle que va hacia el norte. Siguiéndola subiremos al monte donde se encuentra el monasterio.

Alrededores de Budapest
5 (100%) 1 vote