Inicio Qué ver en Budapest: itinerario de tres días

Qué ver en Budapest: itinerario de tres días

Si tenemos pensado visitar Budapest pero tenemos poco tiempo disponible, desde aquí os proponemos un itinerario para visitar lo más importante de la capital húngara en tres días para no perder nada de tiempo.

Al cruzar el puente, llegaremos a la Plaza de Adam Clark. Si continuamos un poco más, en lo alto de la colina del castillo tenemos el Palacio Real. En el interior del Palacio Real tenemos el Museo de Historia de Budapest, la Galería Nacional de Hungría y también la Biblioteca Nacional Széchenyi.

Una vez dejamos atrás el Parlamento llegaremos a la Iglesia de Matías y justo a su lado tenemos el Bastión de los Pescadores, desde donde podemos disfrutar de unas bonitas vistas de la ciudad. En las cercanías tenemos un parque que, si lo seguimos, podemos bajar de nuevo la colina para llegar hasta la Plaza de Adam Clark de nuevo.

Para terminar el primer día, desde la Plaza de Adam Clark sale la FóUtca que, atravesando el barrio de los Víziváros nos lleva hasta la Isla Margarita. Si continuamos un poco más llegaremos a la Avenida SzentIstvánKörut, una gran calle comercial de la ciudad.

El primer día ya lo hemos acabado, ahora toca ir al hotel a descansar y retomar fuerzas para nuestro segundo día en la ciudad, que lo aprovecharemos tan bien como este primero.

El segundo día nos despertaremos temprano y desayunaremos fuerte para después dirigirnos hacia el barrio de Lipótváros, que está formado por bonitos edificios estilo Art Nouveau. Una vez aquí, podemos visitar la Basílica de San Esteban. Si subimos a la cúpula de esta basílica, tendremos unas maravillosas vistas de la ciudad.

Seguimos nuestro camino hacia la Plaza DeákFerenc y andando un poco llegaremos hasta la Gran Sinagoga (Nagy Zsinagóga). Si decidimos visitar la Gran Sinagoga, también tenemos la oportunidad de acceder al Monumento Conmemorativo al Holocausto.

Continuando por la Avenida MuzeumKörut pasaremos por el Museo Nacional de Hungría y, si andamos un poco más, nos encontraremos con el Mercado Municipal, un buen lugar para hacer una parada a comer en uno de sus restaurantes.

Después de comer podemos seguir por la Váci Utca, una gran calle peatonal donde encontraremos muchas tiendas típicas de turistas, además de unos bonitos edificios, bares y restaurantes.

Al finalizar esta calle llegaremos a la Plaza Vörösmart, un lugar de gran animación en el centro de la ciudad. En esta zona también podemos ver varios barcos en los que hay restaurantes y bares de copas. Esta zona se trata de un lugar fantástico para comer y dar por finalizado nuestro segundo día en Budapest.

El tercer y último día en la ciudad lo podemos dedicar a visitar museos e incluso el zoológico o parque de atracciones.  Comenzaremos esta jornada en la Avenida Andrássyút, que tiene dos kilómetros y medio de longitud. Podemos acceder al metro que pasa por esta calle, la línea 1 (amarilla), que es considerado Patrimonio de la Humanidad y echarle un vistazo, ya que merece la pena.

Mientras paseamos por la avenida podemos ver varios palacios, museos, embajadas, el Teatro Nacional de la Ópera e incluso varias tiendas de lujo.

Al terminar esta gran avenida llegaremos a Hósöktere (Plaza de los Héroes), donde está el Monumento al Milenario y dos museos más, el Museo de Bellas Artes y el Palacio de las Artes.

Ahora, podemos descansar un poco en el Parque Municipal (Városliget), un gran lugar donde podemos pasear o simplemente sentarnos y relajarnos.

En este parque se encuentra el zoológico municipal, un parque de atracciones e incluso un circo. Además, también podemos ver un lago y una isla con un castillo, una iglesia y algunas estatuas. Sin duda pasaremos bastante tiempo recorriendo el parque y conociendo todos sus rincones.

Y el día se ha acabado, hasta aquí ha llegado nuestra visita a Budapest con el recuerdo en nuestra memoria de los lugares más importantes de la ciudad.