Compartir
Booking.com

Szentendre es probablemente una de las ciudades más visitada por los turistas que llegan hasta Hungría. La ciudad es verdaderamente bonita, se puede dar un paseo por sus callejuelas estrechas y por el bulevar a la orilla del Danubio, recorrer el centro, lleno de iglesias de diferentes cultos o tomar un café en una de los numerosos restaurantes o cafeterías.

Szentendre
Szentendre

No hace falta recordar que sus habitantes se ganan la vida vendiendo varios tipos de souvenirs a los turistas extranjeros. Si nos decidimos a cenar en uno de los restaurantes o comprar un recuerdo, siempre hay que prestar mucha atención a los precios, que a menudo resultan muy elevados.

Iglesia de Szentendre
Interior de Szentendre

Además de pasear por la ciudad y admirar sus edificios, hay algunas visitas que os recomendamos realizar:

Granja de Szentendre
Granja de Szentendre

Las excavaciones arqueológicas: aquí se encuentra la antigua ciudad romana Ulcisia Castra. Fue un pueblo militar y se conservan muchas instalaciones y objetos de la época romana, que hoy en día están expuestos en su museo.

La iglesia ortodoxa Pozarevicka: fue el primer templo ortodoxo construido por los serbios en las fronteras de la ciudad. La iglesia procede del siglo XVIII y fue edificada en el sitio de un antiguo templo católico.

La iglesia ortodoxa Blagovestenska: este templo fue construido en la mitad del siglo XVIII. Cerca del altar hay numerosos iconos que representan la historia de la nación serbia.

Iglesia en Szentendre
Iglesia de Szentendre

El museo del vino: según su publicidad es el unico museo del vino en Hungría. Como siempre en cada mentira hay un poco de verdad – es la única institución de este tipo que presenta todas las regiones del país donde se cultiva el vino.

La iglesia ortodoxa Preobraenska: la iglesia fue construida por el gremio de los curtidores entre los años 1741 y 1776. Vale la pena conocer su interior, pero lo que hace el templo más famoso es la ceremonia de consagrar las uvas, que se celebra el día 19 de agosto. La ceremonia recuerda que desde hace siglos la zona de Szentendre produce más vino que todas otras provincias del país.

El museo al aire libre: presenta la vida, la cultura y las tradiciones de los habitantes de Szentendre y de las cercanías de la ciudad. Se encuentra a unos 4 km del pueblo. Cada primer y tercer sábado del mes en el museo se presentan los secretos de la artesanía de la zona.


Cómo hacemos para llegar hasta Szentendre:

  • En tren de cercanías: si no disponéis de un coche, lo más fácil es llegar a Szentendre en el tren que sale de la Plaza de Batthány en Budapest. El viaje dura entre media hora y cuarenta minutos y pasa por Aquincum, por lo que se pueden admirar los restos de la antigua ciudad romana desde la ventanilla.
  • En barco: si tenéis tiempo y os gusta navegar, se puede llegar hasta Szentendre en  barco. Salen de la Plaza Vigadó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.