Compartir

Si estáis cansados del ruido y del tráfico de Budapest, debéis visitar Martonvásár. Es una pequeña ciudad situada a unos 33km de la capital húngara. En su centro se encuentra uno de los parques más bonitos y más silenciosos que podéis visitar: el parque que rodea el palacio Brunswick.

Palacio Brunswick
Palacio Brunswick

El palacio Brunswick fue construido por el conde Antal Brunswick en los años 1773-75 en el estilo barroco. Sus próximos decidieron modernizar la residencia en 1875 según el estilo neogótico y desde entonces es el mejor ejemplo de la arquitectura romántica en Hungría. Desde 1949 la residencia forma la sede del Instituto de Investigaciones Agriculturales que pertenece a la Academia de Ciencias Húngara.

Palacio Brunswick
Palacio Brunswick

El palacio se encuentra rodeado por un magnífico parque, en cuyo centro vais a encontrar una isla artificial rodeada por un lago lleno de peces. Como consejo, dar un paseo a lo largo del lago – el silencio sólo se rompe por el chapoteo del agua causado por los peces y el canto de los pájaros.

Detrás de la residencia hay una estatua pequeña de Teresa Brunswick, probablemente la persona más famosa de la familia. Teresa fue la primera mujer en Hungría que se ocupó del desarrollo de las ciencias pedagógicas en su país. En 1828 Teresa abrió la primera guardería para los niños bajo el nombre “Jardín de los Ángeles”. Si pasáis por el puente de madera a la isla artificial veréis un monumento dedicado a la memoria de Beethoven. Este gran compositor fue un amigo de la familia y a menudo venía a Martonvásár para pasar el tiempo en la residencia.


Cómo hacemos para llegar hasta Martonvasar:

  • En coche, a través de la autopista M1.
Alrededores de Budapest: Martonvasar
¿Nos dejas tu valoración?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.